Dirección estratégica y toma de decisión asertiva 

Como líder de una empresa, usted es responsable de la dirección estratégica de su empresa. Esto puede ser difícil porque es posible que no sepa cuáles son sus próximos pasos. Una forma de asegurarse de que está en el camino correcto es hacerse estas preguntas: ¿Estoy enamorado de este negocio?, ¿Quiero despertarme todos los días y hacer esto?, ¿Cómo puede mi empresa ayudar a otros a lograr sus metas y sueños?

Aunque estar a cargo de todo puede parecer una carga difícil de llevar, a través de la dirección estratégica puede asegurarse de que su negocio funcione sin problemas.

 ¿Para qué sirve la dirección estratégica? 

Lo más importante para cualquier propietario o gerente de una empresa es poder crear una visión para su empresa y luego ejecutarla. Una dirección estratégica le ayudará a hacer precisamente eso estableciendo metas y objetivos, pero también proporcionándoles las herramientas y los recursos que necesitan para lograr esas metas.

La dirección estratégica es una herramienta que se puede utilizar para ayudar a una organización a desarrollarse en la dirección correcta. Ayuda a conocer el entorno en el que se desarrolla la organización, y así, puede proporcionar una mejor comprensión de lo que hay que hacer, ya que permite que las organizaciones identifiquen sus fortalezas y debilidades para que puedan planificar su crecimiento y éxito futuros.

La gestión estratégica también es utilizada por empresas que desean mejorar su desempeño comercial. Lo utilizan como una herramienta para planificar y pronosticar las tendencias futuras del mercado, la competencia y las necesidades de los clientes.

¿Cómo aplicar una dirección estratégica en tu negocio?

Consigue buenos estrategas 

Un estratega es una persona responsable del éxito de una empresa. Son los líderes que están al frente del equipo y quienes deben velar por que se cumplan las acciones que componen la estrategia. Las responsabilidades de un estratega varían según su puesto, pero debe poder administrar múltiples proyectos, establecer y alcanzar objetivos y crear planes para ayudar a lograr esos objetivos.

El papel de un estratega puede ser desafiante porque debe poder trabajar con diferentes personas y departamentos para lograr sus objetivos. También tienen que equilibrar el tiempo dedicado a la estrategia con el tiempo dedicado a otras tareas, como marketing o ventas. Y debido a que tienen tantas responsabilidades, es importante para ellos trabajar con un equipo que tenga habilidades complementarias.

Conoce a tu empresa 

Toda organización debe establecer su dirección estratégica desde los cimientos. Cuando una organización no tiene una comprensión clara de lo que está tratando de lograr, no podrá tomar decisiones y tomar acciones que estén en línea con su propósito.

Los tres conceptos que toda organización debe establecer desde su fundación son: su propósito, sus valores y su misión.

Diagnóstico 

Un plan estratégico es esencial para que cualquier negocio tenga éxito en el futuro. Les da una dirección clara sobre a dónde quieren ir y cómo llegarán allí. También les ayuda a comprender su situación actual y qué cambios deben realizarse si quieren que su negocio prospere.

Esto se logra principalmente a través de un análisis FODA lo que implica que el estratega debe tomar en cuenta lo que ocurre dentro de la empresa y fuera de ella, y que puede impactar de manera directa o indirecta a la empresa.

Aprovecha tu diferencia competitiva

La propuesta de valor de una empresa es lo que la distingue de la competencia, y suele ser el diferenciador clave en el mercado. Hay muchas maneras de hacer que tu propuesta de valores sea clara y sume a tu marca. Puedes hacer esto a través de la comercialización, a través del servicio al cliente entre otras formas.

Tipos de Dirección Estratégica 

Si bien es cierto que cada empresa tiene sus propias necesidades, cuando se trata de crear estrategias debes de tener muy claro el tipo de estrategia que tu negocio necesita. 

A continuación te presentamos brevemente algunas de las estrategias más utilizadas en nuestros tiempos.

Estrategia por precios, diferenciador y por nicho.

La primera estrategia tiene que ver con mantener precios competitivos pero a la vez mantenernos dentro de los márgenes, sin embargo, sí debe tener un mejor precio que la competencia. Aquí puede entrar también el diferenciador, que más allá del precio, es cuando tus productos o servicios poseen un plus que alcanza a ser percibido por los clientes. Este diferenciador debe de dar respuesta a la pregunta ¿por qué deben comprar conmigo y no con la competencia? 

Este tipo de estrategias siempre se limitarán a un mercado en concreto, este tipo de estrategias normalmente va acompañada de el precio, el diferenciador u oferta de valor y va dirigido a un solo nicho

Estrategia de introducción y desarrollo del mercado

El propósito de este tipo de estrategias es tomar la decisión de desarrollar el volumen de negocio de los productos actuales en los mercados actuales, por lo que el objetivo es averiguar qué estrategia de introducción y desarrollo en el mercado nos dará un mayor retorno de la inversión para nuestra empresa. Aquí se puede hacer uso de promociones, rediseño de imagen, reposicionar el producto añadiendo ofertas de servicios, ampliar la red de distribución,ampliar la presencia geográfica de la empresa, especialmente a nivel internacional; dirigirse a nuevos segmentos de clientes en busca de innovación  o alinear los precios con el competidor directo, entre otros. 

Estrategia para el desarrollo de productos y diversificación.

Una vez bien definido tu mercado, podrás identificar nuevas oportunidades de negocio, y con ello podrás crear productos nuevos que solucionen otras necesidades de tus clientes pero que tengan que ver con tu sector, así obtendrás nuevas líneas de productos o añadir nuevas características a los productos ya existentes dentro del mercado, aquí la innovación es clave. 

  ¿Cómo tomar mejores decisiones durante la dirección estratégica?

La gestión de un proyecto es una parte importante del proceso creativo. Nos ayuda a entender lo que podemos hacer y lo que debemos hacer.

La gestión estratégica se trata de tomar decisiones que están en el mejor interés del proyecto. También nos ayuda a poder priorizar nuestro tiempo y recursos, así como asegurarnos de que hemos hecho todo lo necesario antes de continuar.

Para que la gestión estratégica funcione, es importante que las personas involucradas en el proyecto se comuniquen de manera efectiva entre sí. Esto puede ayudarlos a tomar mejores decisiones sobre cómo quieren que avance el proyecto y cuándo necesitan más recursos o cuándo es el momento de tomar un descanso de sus tareas para que puedan desempeñarse mejor en otras cosas.

Como puedes leer, la dirección estratégica es fundamental para concluir con éxito un proyecto, y tú, ¿qué estás esperando para fundamentar tus estrategias de negocio?, acércate, nosotros podemos ayudarte a crear la estrategia que impulsará tu negocio.